miércoles, 20 de mayo de 2020

"Los muertos no pagan IVA", de Sergio S. Moran

3 - Recomendable
Los muertos no pagan IVA es la continuación de las aventuras de Parabellum, detective paranormal madrileña afincada en Barcelona. El primer libro, El dios asesinado en el servicio de caballeros, me encantó. Fue el típico libro que aparecía en todos los blogs y la gente decía que te lo leyeses, que lo ibas a gozar. Así que me lo descargué ilegalmente y tenéis que leéroslo, chavales, lo vais a gozar.

Su segunda parte se publicó a través de Verkami (ya aproveché y me compré el primer ejemplar en papel durante la campaña de crowdfunding), y se nota. Hay un TRILLÓN de faltas ortotipográficas en esta novela. He leído varios libros autopublicados, no es mi primera aproximación al mundo del Juan Palomo literario, pero creo que no he leído ninguno en el que tuviese que estar leyendo y corrigiendo a la vez porque sino no podía concentrarme para leer. He tenido que empezar a leer esta novela tres veces porque no podía con tanto exceso de comas, tantas mayúsculas donde debería haber minúsculas (y viceversa) y tantos puntos finales desaparecidos en combate contra interrogantes, en fin, faltas, joder. Y lo peor es que el libro tiene CORRECTOR, colega (que hasta el autor le da las gracias en los agradecimientos al final del libro)
Alexánder Paéz corrigiendo el libro.
Quiero que conste que no soy la única que se ha quejado de las faltas ortotipográficas, a las pocas semanas de sacar el libro en digital algunos mecenas contactaron al autor y este volvió a enviar la versión digital con las correcciones que le habían pasado. Os cuento todo esto para que sepáis porqué le doy un tres sobre cinco en lugar de una nota más alta por mucho que me gusten las aventuras de Parabellum. Si el texto no está limpio de erratas, entorpece mucho la lectura.

Bueno, a lo que vamos, Parabellum. En esta segunda entrega Verónica está trabajando en un pueblo perdi'o de Ávila. La Iglesia la ha contratado para que proteja una reliquia de un monasterio. Pasan cosas (ya sabéis, spoilers) y decide irse de vacaciones porque está hasta el papo de todo.

Mientras planea sus vacaciones con su amiga Arancha, se pasa por Madrid para visitar a la familia y hacer papeleos. Y al final acaba metiéndose en mierdas varias (en Madrid) porque sino no habría libro.

Me ha gustado conocer más al personaje de Verónica, su pasado, su familia. He echado de menos que la mitología usada en esta entrega estuviese más... definida, por decirlo de alguna manera. En la primera entrega se usaba sobre todo mitología griega y nórdica (adaptada al libro y la historia, pero todo era reconocible, vamos), pero en esta nueva entrega se centra más en los fantasmas y como que todo es muy lo hizo un mago. En plan, "buah, fantasmas ioksé, no me lo he estudia'o", "esto funciona así porque puede y me viene bien pa' la trama".
A pesar de los peros, me ha gustado bastante (no como para releerlo otra vez porque me pondría a corregir de nuevo, y paso de hacerlo gratis). El capítulo de la Línea 13 de metro me parece lo mejorcito de toda la novela (canela en rama hecha humor) y el final me dejó picuet (necesito YA el siguiente libro).

Aún me falta por leer Misterios rutinarios, relatos cortos que se publicaron a la vez que la segunda novela gracias al Verkami (pero son 100 páginas, eso te lo ventilas en una tarde), pero tengo entendido que los hechos de estos relatos ocurren antes de la segunda entrega, así que necesito ya saber qué va a pasar con SPOILER El Negociante FIN SPOILER.

La tercera entrega, Se vende alma (por no poder atender), también se va a publicar a través de Verkami (la campaña de crowdfunding está ahora mismo activa y el libro estará listo para el verano, por si os interesa). Yo ya me he hecho mecenas porque necesito más historias de Parabellum. Espero que sin faltas de ortografía esta vez. Y con papel ahuesado de 80 g en lugar del blanco nuclear que ha usado para este, que parece que te estás leyendo una tesis o un cómic sin dibujos.