sábado, 31 de mayo de 2014

ABANDONO [!] La Princesa Rana

Ficha:

Título: La princesa rana #1
Título original: The Frog Princess
Serie: The Tales of the Frog Princess
#1 The Frog Princess
#2 Dragon's Breath
#3 Once Upon a Course
#4 No Place for Magic 
#5 The Salamander Spell
#6 The Dragon Princess
#7 Dragon Kiss
#8 A Prince Among Frogs
Autora: E.D. Baker
Año de publicación: 2002
Nº de páginas: 215
Precio: 15€
ISBN: 8492429321
Esmeralda es una princesa rara: es patosa y parece un burro cuando se ríe. Un día se encuentra con un sapo parlante que dice ser el príncipe Eadric de Montevista Alta y que le pide un beso para deshacer el hechizo que una bruja le hizo. Esmeralda se lo da pero... ¡es ella la que se transforma en rana! Juntos deberán ir en busca de la bruja que hechizó a Eadric para conseguir volver a ser personas.

Opinión personal:

Tenía intención de terminar este libro, de verdad. Lo dije hace tiempo: a pesar de ser un libro infantil, me resultaba bastante entretenido y gracioso. Pero hoy, navegando por Goodreads he descubierto que... ¡es una serie de ocho libros!
¿Hola? ¿¡Por qué!?
En ese momento se me ha levantado la ceja derecha cual Carlos Sobera y mi cerebro ha dicho que se negaba a leer 8 libros sobre la misma historia si no me apasionaba. Así que, hala, a tomar por saco el libro. No me voy a molestar ni en terminarlo.
Lo siento, E.D. Baker.
No me apetece leerme 8 libros para que le quites la maldición a la princesa.
Por Internet rondaba la leyenda urbana de que los de Disney se basaron en este libro para hacer Tiana y el sapo... Sólo me he leído un 30% del libro, pero puedo asegurar que se parecen en el blanco de los folios y poco más. Para empezar, la protagonista del libro es una princesa y Tiana es una camarera. Que sí, ambas besan a la rana y se acaban transformando en animales pero mientras una tiene una película de hora y media para solucionarlo, la otra parecer ser que necesita una telenovela...
Espero que tenga alguna alegría por el camino la chiquilla...
También hay más diferencias menores: la historia no tiene lugar en Nueva Orleans, Esmeralda no quiere montar su propio restaurante, su tía es bruja, como buena princesa que es la quieren obligar a casarse con un príncipe vecino... Y no he podido comprobar más porque no he llegado ni a la mitad del libro.

Probablemente, si hubiese tenido 10 años, me habría leído el libro corriendo y no me habría importado leerme ocho más. Pero ahora mismo... Pues no me apetece demasiado. Y como lleva muchos meses pendiente en mi Kindle, creo que lo mejor es darlo por perdido, ser realista y aceptar que no me lo voy a leer.
La verdadera explicación de porqué no me lo voy a terminar:
porque me da pereza.

miércoles, 21 de mayo de 2014

RESEÑA [!] Sailor Moon

Ficha:

Título: Sailor Moon
Título original: 美少女戦士セーラームーン (Bishōjo Senshi Sērā Mūn)
Serie: Sailor Moon
#1 Metamorfosis
#2 El Señor del Antifaz
#3 Justicieras de la Luna
#4 El Cristal de Plata
#5 Las Guardianas del Tiempo
#6 El planeta Némesis
#7 La Dama Negra
#8 La Escuela Infinita
#9 Urano y Neptuno
#10 Sailor Saturno
#11 La Princesa Kabuya
#12 Pegaso
#13 Helios
#14 El Reino de Erusion
#15 La reina Nerenia
#16 Las Stars Light
#17 Sailor Galaxia
#18 El Caos Galáctico
Autora: Naoko Takeuchi
Editorial: Glénat
Año de publicación: 1992
Precio (tomo): 995 ptas (5,98€)
Página web: sailormoon-official.com
Sailor Moon es un auténtico clásico moderno del manga: la serie que revolucionó el género de las magic girls, protagonizada por un grupo de chicas que luchan por el amor y la justicia con trajes de marinero. ¡Redescubre uno de los mejores mangas de la historia del shojo!

Opinión personal:

Aquí la menda es una friki de Sailor Moon. Probablemente no llegue al nivel de la gente que se aprende hasta el nombre de los ayudantes del dibujante y del editor, pero me salgo de la media por aquello de tener muñecas y verme el anime cuando me aburro 20 años después de su emisión. Así que espero que haya algún fan de Sailor Moon en la sala porque sino me sentiré muy sola para celebrar juntos la noticia que pondré al final de la reseña.
¿Qué noticia? Jujuju, seguid leyendo.
Supongo que la mayoría de los que conocéis a Sailor Moon es por el anime (como yo, vamos). Cuando crecí hace unos años, descubrí que estaba basado en un manga y siempre quise leerlo pero encontrarlo en las tiendas era arena de otro costal... Al final, mi hermana lo acabó comprando por eBay hace un par de años. Y me lo he leído ahora (ella todavía no los ha tocado). En nuestra defensa diré que el estilo de dibujo de Naoko al principio del manga no nos entusiasmaba, se nos quitaban las ganas de leerlo al casi no reconocer a los personajes.
Es una excusa muy mala. Lo sé. Pero es que es verdad.
También me daba pereza leerlo porque la trama al principio se parece mucho a la del anime (el cual casi me lo sé de memoria), así que leer lo mismo pero con un guión lioso, sin desarrollo de personajes y con unos diálogos que a veces no tenían sentido, me hicieron aparcarlo hasta este mes.

Habrá fans que digan que no, que Sailor Moon es un manga de diez, pero yo creo que eso es exagerar... También se debe a que esta edición de Glénat que os he puesto en la ficha, la primera que salió a la venta (y la que yo tengo), es un asco. La traducción es para llorar, en serio. Frases sin sentido, cambio de planeta a las guerreros, cambio de nombre de los personajes de un tomo a otro así porque sí, mal uso del imperativo (cada vez que leía "ves" en vez de "ve" de ir, tú, segunda persona del singular, me ponía de una mala hostia...), etc.
La edición y la traducción son malas nivel: hacer llorar al niño Jesús.
Otra cosa que me chirriaba es que el manga tiene mucho menos humor y más drama que el anime. Eso y que el complejo de Electra de Chibiusa se multiplica por mil en el manga y llega a darme asquete (¿en serio quieres casarte con tu padre? ¡qué es tu padre! ¡que da ascoooooooo!). No sé qué tienen en la cabeza los japoneses con las relaciones entre familiares, pero están un poco enfermos... Habrían sido una buena mina de oro para Freud y sus teorías locas de que queremos tirarnos a nuestros padres.
¡HUYE DE ESA LOCA, SEÑOR DEL ANTIFAZ!
¡AQUÍ LA ÚNICA QUE PUEDE AMARTE SOY YO!
A partir de la tercera temporada o arco (no sé cómo llamarlo... lo llamaré temporada para que aquellos que sólo habéis visto el anime lo entendáis), llamada 'Infinito',  las cosas empiezan a ser muy diferentes en comparación con el anime. Por ejemplo, nadie tiene que buscar los talismanes porque sus legítimas dueñas lo usan cada dos por tres. La trama es más oscura, y conforme avanza la trama hay todavía más drama.

La cuarta temporada (la de Pegaso) se parece poquísimo a la del anime. Esa trama la vi hace cuatro años por Youtube porque, al echarla en Fox Kids, no pude verla cuando era más pequeña en televisión. Sinceramente, me pareció una mierda. La protagonista es Chibiusa, que la odio a muerte. Y Bunny está ahí pa' ayudarla un rato y a otra cosa mariposa. Al menos en el manga no es así y ambas comparten el protagonismo por igual (miento, Armando también es importante en esta trama).

La última temporada, la Stars, es sin duda mi favorita. Dura sólo tres tomos para mi decepción, pero me enganchó muchísimo más que todos los anteriores juntos. Me dio pena que la relación entre las Star Lights y las Guerreros de la Vía Láctea no fuese tan profunda como en el anime, pero ya digo que es final es totalmente distinto y probablemente no hacía falta meterse en ese berenjenal. Y bueno, ¡qué final! A mí me dejó loquísima:
WTF!? WTF!? WTF!? WTF!? WTF!?
Sólo digo que me lo tuve que releer un par de veces para ver si lo había entendido todo... Que no sé si es que yo soy mu' cortica o es que los viajes en el tiempo son muy liosos.

Una de las cosas por las que me encanta Sailor Moon es por el toque de mitología griega/romana que tiene. Es un tema que me apasiona desde pequeña, pero esto es la pescadilla que se muerde la cola: no sé si mi interés en la mitología surgió por el anime o si ya sentía curiosidad en el tema y por eso me llamaron la atención los dibujos. En el manga, esa influencia es aún más evidente.

Lo que no sé si me agrada o no es el cambio de carácter de Rai/Ray (o Raya, según les daba a los de Glénat) del manga al anime. En el manga es una niña bien, huérfana de madre, cuyo padre está forrado. Es muy señorita, seria y mística. En el anime es una gritona que se pasa el día peleándose con Bunny y creando situaciones cómicas, aunque a veces se pone en plan místico para anunciar el próximo terror que les espera en esa temporada. Pero vamos, que se parecen en el blanco de los ojos. He sufrido una gran decepción porque en el anime es uno de mis personajes favoritos, aunque al final aprendí a apreciar al personaje de forma separada.
Al principio era un poco confuso el cambio de personalidad de algunas guerreros.
Patricia, por ejemplo, está obsesionada con casarse, y eso sí que me dejó loquísima.
Se supone que las guerreros se quedan solteras para poder proteger a la Princesa, ¿no? ¿NO?
Y ahora la gran noticia (bueno, más bien dos):

1. Norma Editorial está publicando en España la reedición del manga de Sailor Moon. Todavía no me he comprado ninguno porque me da coraje tener que esperar meses para un tomo (y porque soy pobre, obviamente). Espero, y rezo mucho a todos los dioses romanos y griegos para que así sea, que la traducción y la edición estén corregidas... De momento, he visto algunas capturas con las nuevas mejoras en los dibujos y me gustan. Pero la traducción es otra cosa...

2. La segunda noticia es la que me mola a mí: ¡VAN A VOLVER A HACER UN NUEVO ANIME DE SAILOR MOON! ¡VIVA, VIVA! ¡YUJU! ¡CONFETI! ¡FIEZHTA!
¡VIVO EN UNA NUBE DE FELIDAAAAAAAAAAD!
Como es el 20 aniversario del manga/anime, a parte de la reedición del manga, van a emitir un nuevo anime desde cero (es decir, toda la historia de nuevo). Empezarán con el primer arco del manga, la trama del Reino de la Oscuridad. Se llamará Sailor Moon Crystal y se han rediseñado los personajes para que se parezcan más a los del manga.
Las guerreros rediseñadas para el nuevo anime.
La primera vez que las ves chirría un poco porque no es el estilo anime noventero al que estamos acostumbrados, pero después de 10 minutos mirando se pasa.

Yo estoy que no quepo en mí de gozo. Se estrena el 5 de julio, y creo que se podrá ver en todo el mundo simultáneamente porque lo emitirán por Internet con subtítulos en varios idiomas. Si queréis saber más información, recomiendo la web sailormoonspain.com (o preguntadle a Google, que tampoco es tan difícil).
¡Victoria para los fans!
También están sacando mucho merchandising nuevo oficial, carísimo y fantástico (por lo que tampoco me lo puedo permitir). En las webs oficiales podéis encontrar más información.

¡Espero que estéis tan emocionados/as como yo para que llegue el 5 de julio YA y podamos ver a Usagi en acción!
Me tiraré todo el verano en mi cueva viendo los capítulos nuevos una y otra vez en bucle
hasta que me echen de mi familia, ¡yiha!

Erratas:

Un millón. Demasiadas como para poder ponerlas aquí. Timun Mas al lado de Glénat parece la RAE.

Anime:

Cita:

¡Poder del Prisma Lunar, transformación!
Lo peor: Chibiusa y su complejo de Electra. Poto. Poto. Poto. Y repoto.
Lo mejor: La trama Stars.

Nota (sobre 5):

3 - Entretenido

jueves, 15 de mayo de 2014

RESEÑA [!] Danza de dragones #5

Ficha:

Título: Danza de dragones
Título original: A Dance with Dragons
Saga: Canción de hielo y fuego
#1 Juego de tronos
#2 Choque de reyes
#3 Tormenta de espadas
#4 Festín de cuervos
#5 Danza de dragones
#6 Vientos de invierno
#7 Sueño de primavera
Autor: George R.R. Martin
Editorial: Gigamesh
Año de publicacion: 2013
Nº de páginas: 1222
Precio (ed. bolsillo): 21€
ISBN13: 9788496208674
Daenerys Targaryen intenta mitigar el rastro de sangre y fuego que dejó en las Ciudades Libres y se empeña en erradicar la esclavitud en Meereen. Mientras, un enano parricida, un príncipe de incógnito, un capitán implacable y un enigmático caballero acuden a la llamada de los dragones desde el otro lado del mar Angosto, ajenos al peligro que se cierne sobre el Norte, y que sólo las menguadas huestes de uno de los reyes en discordia y la Guardia de la Noche se aprestan a afrontar. 
George R.R. Martin sigue añadiendo sutiles e intrincadas tramas a su impresionante retrablo de intrigas y pasiones, y sumando admiradores incondicionales. Rebasa las barreras de los géneros como si nunca hubieran existido: Danza de dragones marca su consagración definitiva entre los más grandes creadores de la historia de la literatura, más allá de cualquier distinción de etiquetas.

Opinión personal:

No sé porqué la gente se emperra en decir que Danza de dragones es aburrido.
¿Largo? Sí.
¿Aburrido? No.
No niego que algunas partes se me atragantaron, pero eso es algo personal entre Martin y yo; siempre me pasa con todos sus libros (soy incapaz de leérmelos rápido).

A estas alturas de la saga cualquier cosa que se diga puede ser considerado un spoiler (y no veáis lo tontísima que se pone la gente con ese tema en los foros/páginas de Juego de Tronos... ¡cagüenlamar, cualquiera diría que estás matando a sus madres!), así que os voy avisando de que en esta reseña voy a comentar cosas de la trama. ¿Por qué? Porque sino exploto (debidamente señalados, para que no lloréis; pero no prometo nada sobre los gifs).
De aquí pa'bajo, spoilers. Sus aguantáis.
Y fangirleo, mucho fangirleo.
Bien, bien, bien, ¿por dónde empezar? Han pasado TANTAS cosas. Pero para mí la más impactante sin duda ha sido el momento telenovela mejicana: un personaje supuestamente muerto resulta que está vivo y aparece para joder la marrana. Sí, hablo de SPOILER Aegon, el bebé que creíamos que habían reventado contra una pared. FIN SPOILER

¿Aegon? ¿Agamenón?
¿Es un Targaryen o un digimón?
Fue un momento magia Borras que va a cambiar el curso de la historia cinco libros después de que empezase. Todavía no he decidido si me alegro o si me tiro de los pelos, pero las peleas por el Trono de Hierro parecen no tener fin y cada vez más gente se presenta para el puesto. Es como cuando yo quise organizar mi graduación de la carrera: al principio toda la mierda me la chupaba yo sola, contra cincuenta señoritos de su padre y de su madre, y al final estábamos divididos en bandos a ver quién no daba su brazo a torcer. Igualito sólo que sin espadas ni flechas (obviamente, si hubiésemos tenido de eso yo habría ganado la guerra, por favor).

Lo que más me gusta SPOILER del bando pro-Aegon es que tiene a Varys de su lado FIN SPOILER. Varys mola un huevo y parte de la yema del otro (aunque él no tenga). Varys lo peta. A Varys le voy a montar un club de fans. Que tío más listo, que máquina, que traicionero, que cabroncete está hecho... Cómo ha ido moviendo los hilos de la historia junto con mi amado Meñique para hacer lo que a ellos les da la gana (cada uno por su lado). Y los admiro aún más porque Martin los pone ahí como si fuesen unos simples secundarios, casi sin capítulos propios, y en verdad son los amos del cotarro. Que poderío gastan.
Miradlo, es tan aksjnfasnedfñkusnergkjs.
Otro de mis personajes favoritos (y de medio mundo), es Tyrion. Curiosamente, esta vez su trama me ha resultado un poco más aburrida que de costumbre. SPOILER No sé si es porque ya no está en Desembarco del Rey, o por la enana idiota que le acompaña, o por su malsana obsesión sobre a dónde van las putas... FIN SPOILER El caso es que a veces me parecía más interesante la trama de Bran que la suya. SPOILER Me frustraba muchísimo que más de una vez se quedase a un pelo de distancia de conocer a Daenerys (igual que me frustró en su momento que Arya casi se reuniese con su madre y su hermano, o Bran con Jon, etc.) y que fuese corriendo a contarle cosicas sobre Poniente para que la rubia cogiese de una maldita vez un dragón y pusiera rumbo al maldito continente. FIN SPOILER
Me da miedo el final de la saga...
A Martin le gusta demasiado dejarnos con la miel en los labios.
Que esa es otra, Daenerys. No sabéis el cabreo que me iba pillando conforme avanzaba con la lectura. SPOILER Podría haber resuelto su guerra en cinco minutos: soltar a los dragones para que se coman a los yunkios y, hala, a volar. Pues no, ella a tope con su código de nenaza rollo Batman de "no se mata gente". ¿No ves que ellos te matarían a ti en cuanto te dieses la vuelta? ¡Mátalos! ¡Y coge un puñetero dragón y tira pa' Poniente, coño! ¡No te cases con el idiota ese, que es EVIDENTE que te la quiere meter doblada y mátalos a todoooooooooooos! FIN SPOILER
Gracias a estos libros acabaré en los brazos del alcohol para poder sobrellevar toda esta frustración.
Otro que me ha dejado loca es el final de Jon Nieve. SPOILER Hala, otro Stark-cadáver. Que bonito. Parece que los machos de la familia no pueden aguantar mucho vivos. FIN SPOILER
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
Bran SPOILER va a sobrevivir porque por lo visto su destino es fusionarse con un árbol cual Goku y vivir observando a los demás a través de los árboles hasta que las ramas le saquen los ojos de las cuencas... FIN SPOILER
Yo también lo querría, porque tiene pinta de ser desagradable...
Lo de Jon no voy a negar que me lo esperaba. SPOILER En algún momento le iba a explotar lo que estaba montando en el Muro con los salvajes y la Guardia de la Noche, se veía venir. FIN SPOILER Pero claro, Melissandre anda por allí, así que me apuesto un dragón de Daenerys a que SPOILER lo resucita en el próximo libro, que los sacerdotes rojos son muy de The Walking Dead. Por ahí hay teorías que dicen que él es Azhor Asshai, el que los librará de la oscuridad y tal (y no Stannis, como se cree la sacerdotisa). A lo mejor es verdad y lucha contra el Rey de la Oscuridad, rey de los Caminantes Blancos (gracias HBO por esa cagada en la ficha del episodio, juas). O a lo mejor todos nos comemos una mierda con tanta teoría y Nieve palma. FIN SPOILER
Sería un ¡ZAS, en to' la boca! muy doloroso.
Podría comentar más cosas de más personajes, pero es que a este paso me va a salir la reseña igual de larga que el libro, así que sólo comentaré un poco sobre Arya. Soy fan de esta chiquilla desde que leí el primer libro (y de Sansa también, aunque mucha gente la odie), y saber tan poco de ella me mata. Hay pocos capítulos pero son los más interesantes, sobre todo por todo lo relacionado con la Casa de Blanco y Negro. Y Martin da la información con cuentagotas. Maldito.

Por cierto, se me olvidaba un evento muy importante que ha tenido lugar al final del libro: SPOILER ¡POR FIN HA LLEGADO EL INVIERNO! FIN SPOILER ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! ¡Cuida'o con las carteras! Pues mi primera reacción fue parecida a ésta:
¡El winter ya está aquí! ¡Oh mai gaaaad! ¡Nooooorrr! 
Pero luego me paré a pensar: SPOILER un inverno que tarda cinco libros en venir que luego en verdad no es para tanto (al menos en Desembarco del Rey, en Invernalia ya viven en iglús), cinco libros diciéndonos que el "winter is coming" ¿para esto? Ya creía que decir que viene el invierno es como decir que viene el Bute (a.k.a. el Coco). FIN SPOILER
Pues eso, que o empieza a hacer estragos o me resbala.
En resumen, un libro muy entretenido y que deja las tramas a punto de caramelo para que en Vientos de invierno se líe pardísima, por lo menos en algunas (o puede que lo alarguen hasta el último libro, que sería una gracia).

Errata:

- Tomo III, página 130: "me dijo que moriríamos segruo". Me siento seguro (leedlo con entonación de anuncio de seguros de hogar/coche/vida).

Cita:

Un lector vive mil vidas antes de morir. Aquel que nunca lee vive sólo una.
Lo mejor: La vuelta de tuerca que supone la aparición de un "nuevo" personaje.
Lo peor: Al libro le cuesta arrancar un poco.

Nota (sobre 5):

4 - Recomendable
 

viernes, 2 de mayo de 2014

Harry Potter Studio Tour

¿Sus pensabais que me había muerto? Yo también, la verdad. Abril ha resultado ser un mes bastante estresante y tenía poco tiempo para leer, y siendo sincera, tampoco me apetecía actualizar el blog (de todas formas no me he terminado ningún libro, así que no podía escribir una reseña nueva)

Pero tranquilos todos porque I'm back, bitches. Y no sólo con esta entrada, sino con dos nuevas reseñas de dos libros bastante conocidos: Danza de dragones de George R.R. Martin (pa' los que no entiendan: el quinto libro de Juego de Tronos), y Leal de Verónica Roth, el tercer y último libro de la fantástica trilogía Divergente. Del primero no he decidido aún qué voy a escribir porque hasta la sinopsis es un spoiler, y la gente se pone muy tonta con los spoilers por Internet... Y del segundo, bueno, decir que la gente a la que no le guste esta trilogía lo va a disfrutar. Sí, me está pareciendo una mierda, como los anteriores; pero lo peor es que las explicaciones para el universo absurdo de Verónica Roth tampoco tienen ni pies ni cabeza y me pongo de mala leche cada vez que sigo leyendo, así que no sé cuando lo terminaré.

Probablemente a muchos esto que acabo de contar os importe un soberano pepino, así que no me voy a ir más por las ramas y os voy a contar mi experiencia en los estudios de Harry Potter en Londres.

www.wbstudiotour.co.uk

Si soy sincera, a mí me hace más ilusión ir al parque de atracciones de Harry Potter en Orlando (Florida, EE.UU.) que visitar el museo de cómo se hicieron las películas. Obviamente, una cosa no se puede comparar con la otra porque los estudios de Harry Potter son básicamente un museo mientras que al parque de atracciones vas a jugar y pasártelo bien en vez de sólo a mirar. También iba con las expectativas muy altas porque conocía ya dos personas que habían estado allí y no paraban de ponérmelo por las nubes (uno hasta me dijo que iba a ser algo que no olvidaría en toda mi vida... y yo sigo pensando que me hizo más ilusión ir a Disneyland). Y si a todo esto añadimos que ese día mis hormonas decidieron llenar mi mente de pensamientos super positivos rollo "que asco de vida, debería tirarme a un río y ahogarme, y que le den por culo a todo", pues no fue la excursión de mi vida. A lo mejor si hubiese ido con alguien tan friki como yo de Harry Potter, hubiésemos hecho un combo con nuestro entusiasmo y todo hubiese sido felicidad y fangirlismo, pero como no fue así pues tenía el ánimo un poco bajo mínimos.

Al día siguiente me vino la regla y se me pasó todo el pesimismo... Y esa es la magia de un ciclo hormonal tan fantástico como el mío.
Que gran invento, la mentruación...
Lo primero que tenéis que saber antes de compraros el vuelo a Londres es que la entrada hay que comprarla de forma anticipada por Internet (en su página web, obviamente). No vayáis a ir tan alegremente pensando que podéis adquirirla en taquilla porque os mandarán de vuelta para vuestra casa. La entrada básica vale 30 libras, es decir, una barbaridad (como todo lo que hay en Londres, para qué engañarnos).


Llegar a los estudios es bastante fácil. En la página web también os explican todas las opciones que hay para llegar hasta allí: autobús, tren, coche... Andando no vayáis porque está en el quinto pino. Yo cogí un tren desde Clapham Junction hasta Watford Junction. Allí te bajas y justo al salir, a mano izquierda, estará el autobús que os lleva a los estudios. Ni se os ocurra pensar que podéis ir andando porque hay que salir a la autovía (y un taxi os sablaría). En el enlace que os he dejado os recomiendan que cojáis el tren desde London Euston o Birminghan New Street, pero eso es una tontería. Sólo tenéis que mirar qué trenes pasan por esa estación y punto pelota. También hay una línea de metro que llega hasta allí.


El autobús que os lleva a los estudios también hay que pagarlo (ya podía ser gratis con lo que vale la entrada, coño). Menos mal que es barato (2 libras ida y vuelta), porque sino sí que me hubiese parecido un abuso.

Los estudios por fuera no son gran cosa, la verdad. Un par de fotos de las películas, tres piezas del ajedrez original de la primera película, las taquillas para recoger entradas y la terraza de la cafetería. Ya está, no hay más. Tengo fotos que lo testifican, pero no las voy a poner en la entrada porque había cosas infinitamente más interesantes dentro. Como estas pedazo de fotos que te reciben al entrar al interior:
Esto era el techo, no os creáis que las podéis tocar o algo...
Nosotros entramos en el último turno, el de las seis y media de la tarde, porque no quedaba otro. El recorrido puede durar perfectamente entre dos y tres horas (más el tiempo que podáis perder en la tienda mirando todo lo que no podéis compraros porque es la hostia de cara). Nosotros intentamos correr un poco por el tema de que cierran a las diez de la noche y porque el último bus hacia la estación de tren salía a las nueve y media.

"¿Y qué hay dentro?", os estaréis preguntando. Hice 363 fotos sobre lo que había allí y obviamente todas no me caben en la entrada, así que he hecho un álbum en mi perfil de Google+ donde las iré subiendo poco a poco (no tengo fibra óptica, así que mi Internet es un poco lento... muy de principios de milenio).
Uno de los escaparates de la tienda.

Primero entráis en un vestíbulo donde os reciben las fotografías que os he enseñado un poco más arriba, la cafetería, la zona para dejar mochilas (¡gratis!) y la tienda.

Si sois unos idiotas enamorados del merchandising como yo, en la tienda se os va a ir la pelota. Venden de todo. Y todo carísimo. Yo casi no me compré nada. Una caja de Grageas Bertie Bott de Todos los Sabores y una varita-bolígrafo (la de Hermione Granger). Me quería comprar más cosas porque había estado ahorrando para ir allí y gastármelo en la tienda, pero mi acompañante no paraba de repetir lo caro que era todo y que le parecía una tontería comprar las cosas... Al final me hizo sentir mal por querer comprar más, y ahora me arrepiento profundamente. No hagáis como yo y, si vais, inflaros a comprar.

Lo gracioso es que, un par de días más tarde, fuimos a King's Cross y resulta que han arreglado la estación desde la última vez que estuve allí. Antes, si buscabas el Andén 9 y 3/4 tenías que preguntar porque estaba escondido en un lateral, y el carrito era uno de los normales de la estación, roto. Ahora lo han arreglado, han puesto un carrito como los de la película, con maleta y jaula incluidos, e incluso te dejan una bufanda para la foto (lo que no sé es si hay que pagar porque esta vez no me pude hacer la foto... había mucha cola). Y para más inri, han abierto una tienda de merchandising de Harry Potter justo al lado. Es pequeñita y tiene menos cosas que la de los Estudios, pero algo es algo.

Bueno, no me enrollo más y os cuento qué había dentro.
Horrocruxes a la venta.
Antes de entrar a una sala con televisores en los laterales donde se muestran los carteles de las películas en diferentes idiomas, veréis la alacena de Harry Potter. A mí me resultó extraño verla fuera de la casa. En la sala de los televisores os darán la bienvenida en inglés, os dirán lo que podéis ver en el recorrido y que os van a hacer fotos gratis subidos en escobas. Esto último es mentira (técnicamente no lo es, pero sí). La foto y el vídeo te los hacen gratis, eso es verdad. En la sala está prohibido grabar y echar fotos. ¿Por qué? Pues porque cuando terminas y vas a recoger tu foto y/o vídeo descubres que te quieren cobrar un ojo de la cara por cada uno. Imprimir la foto una sola vez cuesta 12 libras, y el vídeo en DVD (o USB) son 20 libras. Nosotros los mandamos a la mierda. Que sí, que mola montarte en una escoba con la túnica de Ravenclaw (la que me dieron) y fingir que escapas de Prive Drive por Londres volando hasta Hogwarts. Pero la calidad del vídeo (o de la foto) no era como para pagar eso. Así que de gratis nada.

A mí lo que más me llamó la atención fueron las cajas de cereales.
Después del discurso en esa sala, os hacen pasar a una especie de cine donde os pondrán un vídeo con los tres protagonistas de la saga dándoos la bienvenida al estudio y contándoos lo que ha significado esto para ellos y blablablá. Creo que el vídeo no llega a durar ni cinco minutos. En cuanto acaba, suben la pantalla y os encontráis con las puertas al Gran Comedor. Aquí un apunte: si queréis abrirlas, decid que ese día es vuestro cumpleaños y el guía os dejará hacerlo con él.

Y por supuesto, al otro lado está el Gran Comedor. Sólo hay dos mesas puestas, decoradas para el desayuno y con la ropa de las casas y de los fantasmas expuestas. Al fondo está la mesa de los profesores con la ropa de los más importantes expuestas. La verdad es que es más pequeño de lo que me imaginaba... En las películas parece enorme (se supone que son 70 alumnos por casa mínimo). No tengo ninguna foto decente para mostrároslo porque había mucha gente y lo tapaban todo cada vez que intentaba echar una foto de todo el comedor, pero al menos las pocas fotos que hice eran people free.

Daniel Radcliffe a tamaño real.
Después se entra donde más props y escenarios de la película hay. Veréis el dormitorio de los chicos de la torre de Gryffindor (el de Harry, Ron, Neville, Seamus y Dean), la sala común de Gryffindor, el despacho de Dumbledore, la cabaña de Hagrid, el aula de Pociones, la puerta de entrada a Hogwarts, la estatua del Ministerio de Magia, el reloj de Hogwarts, la entrada a la Cámara de los Secretos, cómo se rodaban las escenas de Quidditch (o de cualquier cosa que tuviera que volar), el despacho de Umbridge, la cocina de los Weasley, y muchísimos de los objetos y ropas que se usaron durante las películas. En esa sala es en la que más tiempo vais a pasar porque cada objeto es un nuevo descubrimiento y un guiño al libro.

También encontraréis en esa sala el sitio para que os hagan la foto y el vídeo montados en escoba.

Después salís al exterior, donde se encuentra el Autobús Nocturno, Privet Drive 4, la casa del Valle de Godric y el puente de Hogwarts, así como el resto de piezas de ajedrez gigantes. Cuando yo fui, tuve la suerte de que habían traído a las aves que habían trabajado en la película y pude conocer a Hedwig. Por lo visto hacen exposiciones temáticas a lo largo del año, como los museos normales, y ésta era una de ellas.

La siguiente sala es de maquillaje y mecánica, por llamarla de alguna manera. Allí te enseñan cómo han hecho las criaturas de los libros, el maquillaje y las prótesis que les ponían a los actores, el feto de Voldemort (que da un yuyu que te mueres), cómo funcionaban las mandrágoras, réplicas de los actores que parecían personas de verdad (la de Dumbledore era la única a escala), el cadáver del basilisco, el hipogrifo Buckbeak, los dementores, el fénix de Dumbledore, los dragones... Y un largo etcétera. A mí esta sala me producía sentimientos encontrados: asco porque algunas de las prótesis y/o monstruos eran tan reales que me daban mal rollo, curiosidad por saber cómo hacían realidad esas cosas sin tantos efectos especiales, decepción porque te quitan la ilusión/esperanza remota de que la magia existe.


Justo después viene una de las zonas más esperadas: el callejón Diagon. Por una parte es espectacular ver todo eso a tamaño real y con cada detalle: Ollivander, Florish&Books, Gringotts, la tienda de los gemelos Weasley, etc. Pero por la otra... A mí me pareció pequeño. Aun así fue una de las partes que más disfruté, porque allí también había un búho y una lechuza de la exhibición.


En la próxima sala nosotros no nos entretuvimos mucho porque eran sobre todo planos, y como ninguno éramos arquitectos, sólo nos resultó curioso pero ya está. No nos detuvimos a mirar detenidamente (también porque llevábamos prisa). También había maquetas de las casas/castillos/edificios-en-general que aparecen en la película, y dibujos de algunas de las escenas de la película dibujadas por artistas.

Y por último, la sala más esperada: el castillo de Hogwarts. Obviamente es la maqueta a escala (no os van a meter en el castillo de verdad), pero con un gran nivel de detalle. La luz de la sala va cambiando todo el rato, simulando la noche y el día constantemente (lo cual es un poco jodido para hacer fotos, pero bueno). Y dentro de algunas salas se pueden ver pequeñas luces encendidas.

Técnicamente ahí se acaba el tour, aunque la salida es la tienda de Ollivander por dentro y os podríais pasar las horas muertas leyendo los nombres en las cajas de las varitas. Obviamente, cuando salís de ahí lo hacéis por la tienda oficial del estudio, para que aflojéis el bolsillo. Y de verdad que os recomiendo que echéis un vistazo aunque sea por curiosidad. Yo me quedé con ganas de comprarme un puffskein morado (entre otras cosas), pero el más pequeño valía 10 libras y era un llavero. También me inflé a hacer fotos en la tienda, por supuesto. Tienen una zona de chucherías donde venden ranas de chocolate (a 8 libras la caja, ¡zas!), plumas de azúcar, Grageas de Todos los Sabores y un montón de cosas más que no miré porque me dolían los riñones cada vez que giraba el producto en busca del precio.

Hedwig.
En general, me gustó bastante. Como he dicho al principio, los planetas se alinearon ese día para que yo tuviese el humor torcido y no me encantase (y eso que íbamos allí porque lo había pedido yo). No descarto volver en el futuro tampoco porque me dio la impresión de que tuve que verlo todo corriendo para que no nos cerrasen el lugar y que se me escaparon muchas cosas. Quién sabe.

Si alguno de vosotros ha ido, contadme que os pareció. ¿Os encantó e ibais todo el rato con la boca abierta? ¿O ibais más comedidos? ¿Fuisteis con otro friki de Harry Potter, o con un acompañante por compromiso? ¿Qué os comprasteis en la tienda? Necesito saber si estoy sola en mi cruzada pro parque de atracciones.

Espero que os haya gustado la entrada y las pocas fotos que he puesto. El resto, como he dicho, las iré colgando poco a poco en este álbum que he creado en mi perfil de Google+ para que las veáis tranquilamente:

Álbum Harry Potter Studio Tour en Google+